AEOPAS propone seis medidas urgentes para fortalecer a los servicios públicos de agua y saneamiento

Andalucía

Andalucía 18 de Mayo 2020.

Redacción.

La Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento, AEOPAS,
en su documento “El cumplimiento del Derecho Humano al Agua y al Saneamiento en situación de pandemia” destaca el carácter esencial del agua en nuestras vidas, máxime en tiempos de pandemia, poniendo de relieve la necesidad de gestionar el agua como un Derecho Humano.
La solidaridad, la cohesión y la cooperación son los valores que identifican el modelo público de gestión y que hoy más nunca se ponen de manifiesto.
Atendiendo a esos valores, muchos de los operadores públicos del sector tomaron medidas, previas a las adoptadas por el propio Gobierno de España, en aras de defender el Derecho Humano, tales como la suspensión inmediata de cortes de suministro o la asignación de fondos para paliar las dificultades económicas entre otras.
AEOPAS estima que el impacto financiero en los operadores del sector va a ver muy significativo por el descenso en los consumos no domésticos con las consiguientes reducciones en la facturación. Pese a lo anterior, ha descartado de antemano la solución más fácil: subir las tarifas, lo que incidiría de manera negativa en las ya maltrechas economías domésticas. En su defecto, el pasado 10 de mayo, remitió al Gobierno un paquete de medidas para dotar de herramientas suficientes a los operadores públicos que, a su vez, garanticen la continuidad de una gestión eficiente y de calidad en la prestación de los servicios vinculados al ciclo integral
del agua:
• Medida 1. Supresión de limitaciones en la gestión y financiación pública de
los servicios del ciclo integral del agua.
• Medida 2. Sistema de avales del Estado para préstamos a nuestras empresas
públicas-
• Medida 3. El dinero del agua debe ir solo para el agua.
• Medida 4. Reducción del IVA.
• Medida 5. Creación de una línea de ayudas públicas.
• Medida 6. Creación de observatorio del agua.



La Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento, AEOPAS, ha redactado el documento “El cumplimiento del Derecho Humano al Agua y al Saneamiento en situación de pandemia para exponer los aspectos que los servicios públicos de agua consideran de importancia para su sostenimiento y para el de los propios usuarios. El agua es esencial en nuestras vidas, y lo es aún más en estos momentos para combatir la propagación del coronavirus. La actual pandemia pone de relieve la necesidad de gestionar el agua como un Derecho Humano.
Esta crisis ha puesto de manifiesto más que nunca la importancia de los valores colectivos de nuestro modelo público de gestión del agua: la solidaridad, la cohesión y la cooperación. La crisis ha provocado un hundimiento económico sin precedentes, lo que exige de nosotros respuestas inéditas. Por eso la mayoría de operadores públicos decidieron, mucho antes que el gobierno, suspender, con carácter inmediato, cualquier procedimiento de corte del suministros a sus usuarios. Además, los operadores públicos de ciudades como Valladolid (Aquavall), Sevilla y su área metropolitana (EMASESA), Córdoba (EMACSA), Cádiz (Aguas de Cádiz), Giahsa (provincia de Huelva) o Emproacsa (provincia de Córdoba), Palma (EMAYA), Gijón (EMA) Tarrasa (Terrassa-Barcelona) o de pequeñas ciudades como Jávea (Xàbia-Alicante) han asignado fondos para paliar las dificultades económicas de familias, autónomos y pymes. Fondos
que serán una contribución significativa de los operadores públicos en la recuperación económica y social de sus municipios.
Indudablemente, el coronavirus está afectando a nuestros sistemas. Se esperan importantes reducciones en los consumos no domésticos, especialmente marcadas en el sector turístico, que tendrán un grado de afección diferente en función de la evolución de la hostelería o de
si nos encontramos en un ámbito urbano o rural. La ausencia de datos sin duda crea incertidumbres en la gestión futura de los sistemas.
Se estima que la reducción en la cifra de facturación puede verse minorada entre un 6-16%, y por consiguiente el impacto financiero en los operadores públicos será muy importante.
Ante la bajada en la facturación la solución fácil sería incrementar las tarifas, pero supondría un asalto en las maltrechas economías familiares. Esta podría ser la peor crisis económica que España ha tenido en su historia reciente y urge adoptar medidas. Por todo ello, AEOPAS, remitió el pasado 10 de mayo una carta donde se solicita al Gobierno que aborde, entre otras,
las siguientes medidas:

Medida 1. Supresión de limitaciones en la gestión y financiación pública de los servicios del ciclo integral del agua.
Suprimir las vigentes limitaciones y condicionalidades a la gestión y financiación pública de los servicios de agua previstos en la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local,
como paso previo a su derogación, así como en las sucesivas Leyes de Presupuestos Generales del Estado. Establecer nuevos enfoques y líneas de financiación que favorezcan la gestión pública de estos servicios públicos esenciales vinculados a derechos humanos.
En el ámbito de la contratación de personal, es fundamental que se flexibilicen las restricciones actuales de tal forma que los operadores públicos puedan atender las necesidades presentes y futuras en la gestión del servicio garantizando, a su vez, la creación de empleo de calidad.
Los operadores públicos y los Ayuntamientos que mantienen la gestión de sus competencias, garantizando el acceso universal al agua y al saneamiento como un derecho humano, están desprotegidos ante un marco legal que ampara a los operadores privados, al tiempo que restringe
las capacidades de la gestión pública y amenaza con la privatización si el balance financiero se desequilibra. La urgencia no está en compensar las saneadas economías de los grandes operadores privados, sino en flexibilizar de forma inmediata y reformar luego en profundidad la Ley de
Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local y por los propios Presupuestos Generales del Estado.
Medida 2. Sistema de avales del Estado para préstamos a nuestras empresas públicas.
En estos momentos de incertidumbre es necesario que el Estado avale préstamos a nuestras empresas públicas estableciendo la finalidad de los préstamos recibidos cuyos importes deberán ir destinados exclusivamente a financiar las necesidades del ciclo integral del agua. Las empresas
públicas están siendo un instrumento claro para rescatar a las personas, pero en breve necesitaremos financiación para poder afrontar con garantías la crisis económica que se otea. Ante la bajada del consumo de agua, por cierre de bares, restaurantes, hostelería, gimnasios, peluquerías
y otros negocios, los operadores públicos necesitarán una financiación adecuada y el Estado deberá avalarnos.
Va a ser necesario aumentar la capacidad de endeudamiento de nuestros operadores, lo aprovecharemos para acometer cuantas inversiones sean necesarias en nuestras infraestructuras, inversiones que redundarán en la reactivación de la economía y en la creación de empleo.



Medida 3. El dinero del agua debe ir solo para el agua.
La pandemia que sufrimos es una llamada de alarma en todo el planeta. Lo que toca ahora es construir las infraestructuras que nos permitan vivir de una manera distinta. Debemos evitar crear nuevas burbujas del agua y, lo que pagamos por el agua, ha de ir destinado exclusivamente a la
gestión de los servicios de agua. Se debería exigir que el denominado canon concesional, el dinero que reciben los ayuntamientos por privatizar los servicios, vaya exclusivamente a inversiones en el servicio de aguas.

Medida 4. Reducción del IVA.
El espectro de vulnerabilidad en las personas está ampliándose y redefiniéndose, siendo prioritario rebajar la carga fiscal que las familias soportan a través de recibo del agua. En este contexto de crisis sanitaria y económica las administraciones y los operadores públicos debemos garantizar los niveles de servicio en términos, entre otros, de accesibilidad, disponibilidad, calidad y asequibilidad. Los operadores públicos creemos que todos debemos de arrimar el hombro y en este sentido pedimos al Consejo de Ministros que apruebe urgentemente la puesta en marcha de un IVA superreducido para el agua y el saneamiento. La rebaja del IVA en el agua es un clamor de todos los operadores públicos, pues no parece demasiado razonable que la prestación de un servicio público que constituye, además, un derecho humano (máxime en tiempos de pandemia), se vea gravado con un tipo impositivo del 10%, cuando en nuestra legislación se contempla un tipo menor (4%) del que disfrutan otro tipo de actividades. Se produce así un agravio comparativo entre los
servicios del ciclo integral del agua y otras actividades o servicios, que gozan de una tributación del 4%.
Medida 5. Creación de una línea de ayudas públicas.
Es necesario crear una línea de ayudas públicas para que el sector pueda sufragar los gastos extraordinarios originados por esta pandemia, y sobre todo la adaptación de los centros de trabajos a la nueva realidad que habrá que afrontar, siguiendo las indicaciones de la administración sanitaria y laboral. Los operadores públicos dependientes de los gobiernos locales son esenciales para salir de la crisis. La falta de inversión en las infraestructuras del ciclo urbano del agua es notable.
Cerca del 40% de la red de agua potable tiene más de 30 años y cerca de una cuarta parte más de 40. En este sentido desde AEOPAS creemos que el diseño de un Plan de Choque tras la crisis promovido desde el Gobierno puede generar mucha actividad económica y empleo que contribuirá a la transformación socioeconómica de nuestros municipios en el sentido del Green Deal que estamos reivindicando en Europa.

Esta crisis ha evidenciado la ausencia de datos homogéneos entorno al ciclo integral del agua. Es urgente la creación de un laboratorio u observatorio del agua que cree los datos adecuados para debatir y gestionar los problemas del agua. Es necesario usar herramientas de competencia referencial (indicadores de gestión técnica y económica) en los que se compare a los distintos operadores de agua urbana entre sí y se indique la posición relativa de cada uno de ellos en base a indicadores de eficiencia y calidad. La máxima efectividad de estos ejercicios se logra cuando la
participación en los mismos es obligatoria y los resultados sean publicados de forma no anónima.Informe completo en:
https://www.aeopas.org/wp-content/uploads/2020/05/El-cumplimiento-del-Derecho-Humano-al-Agua-y-al-Saneamiento-en-situación-de-pandemia.-AEOPAS.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *